07 Hilvanes y pespuntes

Cuando la Biblia y la vida se tejen juntas.

Dolores Aleixandre.

Un conjunto variopinto de artículos que mezclan calle y teología, sentido del humor y una constante referencia bíblica.

Colección feadulta.com, nº 7. Agosto 2011.

216 páginas, 21 x 15 cm, rústica

Más detalles

ISBN 97884-7631-024-3

Disponibilidad: Disponible

10,00 €

A Dolores Aleixandre le encanta coser. Le interesa coser la Biblia con la vida, el lenguaje de la calle con el de la teología, y los temas graves y serios con el humor, las narraciones y los ejemplos.
Este libro es un conjunto variopinto de artículos en el que se mezclan hilos de diferentes ovillos: la vida cotidiana y sus historias, los tiempos intensos que vivimos los creyentes (Navidad, Pascua, Pentecostés...), temas recurrentes de la comunidad eclesial, reflexiones desde lo femenino, personajes variados, "ruegos y preguntas"... Aunque la "bobina bíblica" es la predominante y con su hilo se va tejiendo casi todo lo demás.
Quienes conocen a la autora -¿quién no?- no precisan otra recomendación.
Dolores Aleixandre, rscj, licenciada en Filología Bíblica Trilingüe y en Teología. Antes de su jubilación, Profesora de Sagrada Escritura en la Universidad de Comillas, Madrid. Da Ejercicios espirituales, retiros, cursos y conferencias, generalmente en torno a Biblia y espiritualidad.


Í N D I C E

EL OVILLO DE LOS TIEMPOS INTENSOS 
Mutantes 
El descendente 
Palabro navideño 
Vaivén de ángeles 
Rumores y murmullos 
Competencia navideña 
Pecados olvidados 
Cuesta de Enero 
Inversiones cuaresmales 
Resultados 
Jairete 
¿Qué me pasa, Doctor? 
Pascua slow 
Sobre miedos y valentía 
Lo imprevisible 
Coaching 
Propinas 
Pobreza respirada 
Con flores a María 
 
LA MADEJA ECLESIAL 
El miedo de la Iglesia al Evangelio 
Documento adveniente 
El destello 
El día en que todo empezó a cambiar 
En vísperas del Cónclave 
Un sínodo, tres películas y un obispo 
Vaticano 2035 
Libertad de expresión 
Parejas de hecho 
Inoportunidades e inconveniencias 
Jerarquía

LA BOBINA DE LO FEMENINO 
Secretos de belleza
Perlas cultivadas para el 8 de Marzo
Cargadas de razón
Estética
Historias bíblicas por San Valentín
Conversión cuaresmal
Perplejidades de una consumidora virtual

EL CARRETE DE LOS NOMBRES INOLVIDABLES
Huellas, rastros y marcas
Faroles
El "pero" del Samaritano
Don Pablo
Necesitamos un Pepe
Tita's Prayer
Muchas gracias, Monseñor
Picados y contrapicados
Dos premios memorables
Cuaderno de vida
El marabú
Espárragos
Retroceded, canallas

CESTILLO DE COSTURERA
Siete preguntas, siete respuestas
Dios, dentro, darse
Jesús y el humor
Caballos, perros, burros y otros animales
Polillas, ladrones y tesoros
Seis avisos para aprendices de místicos




INTRODUCCIÓN


Me encanta coser. Es una afición heredada de mi madre que se acentúa según me voy haciendo mayor y, como no sé coser a máquina, lo hago puntada tras puntada poniendo mucho afán. 

Una vez me pidieron que dijera algo sobre mis “intereses profesionales” para una publicación y escribí: 

“Me interesa coser la Biblia con la vida y la vida con la Biblia; tejer el lenguaje de la calle con el de la teología,  y los temas graves y serios con el humor, las narraciones y los ejemplos”.

Los artículos que siguen, publicados casi todos en las revistas Alandar  y  El Ciervo, son el resultado de ese interés más vital que profesional.  Al verlos reunidos me doy cuenta de que “el hilo bíblico” es el predominante y con él se va tejiendo casi todo lo demás,  sin más costuras que las que resultan de agrupar temas y mezclar hilos de diferentes procedencias: 

el ovillo de los tiempos intensos que vivimos a lo largo del año litúrgico; 
 
la madeja eclesial (eclesiástica más bien…) en la que tanto nos enredamos tratando de encontrar sus cabos; 
la bobina de lo femenino con muchos nudos que hay que empeñarse en deshacer; 

el carrete de los nombres inolvidables, esos que se graban con preciosas iniciales bordadas en nuestra memoria. 

Al final, un cestillo de costurera al que ha ido a parar lo que no ha encontrado un sitio más adecuado. Si llegan hasta ahí, no se extrañen si sale un perro a saludarles, ven volar a una polilla o saltar a una rana; o si les asalta repentinamente el deseo violento de ser místicos. Caso de que les ocurra, no se me quejen que ya están avisados. 

Y si les parece que el conjunto adolece de cierto desorden, consideren que la vida normal suele presentarse así y la gracia está en ver cómo irla cosiendo con la fe adulta.

La tradición judía pone en boca de Dios estas palabras: 

“Abridme un espacio como la punta de una aguja y yo lo convertiré en amplias avenidas”. 

Este libro no es más que la pequeña punta de esa aguja.


Dolores Aleixandre rscj


No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Escribe tu opinión